MIS NOVELAS PREDILECTAS

Me inicié como lector en una etapa tardía, al estudiar en la UNAM, obligado por Don Manuel Buendía, maestro de géneros periodísticos de opinión, quien en su asignatura nos obligó a sus alumnos a leer literatura, a conocer la obra de Renato Leduc, José Emilio Pacheco, Rosario Castellanos, Jaime Sabines, Juan Rulfo, Carlos Fuentes y Truman Capote, entre otros. Él nos reprochó, con justa razón, por ser analfabetas funcionales. Don Manuel recalcó que era imposible llegar a ser comunicadores careciendo de cultura general y del conocimiento del lenguaje, valores que ofrece la literatura y que son herramienta primordial de un periodista. Tenía toda la razón, A mí me resultó fácil adentrarme y encontrarle gusto a los libros, gracias a la ayuda de Rogelio Padilla Rodríguez, compañero de la facultad, buen amigo, ávido lector. Rogelio me encaminó por el fascinante mundo de la lectura a través de libros accesibles, como “Batallas en el desierto” y “El principio del placer” de José Emilio Pacheco; “La Tumba” de José Agustín y “Chac-mol” de Carlos Fuentes. Posteriormente me proporcionó historias más complejas “Cien años de soledad” de Gabriel García Márquez, a la par que leía las lecturas que nos dejaba Don Manuel Buendía, el mejor maestro de periodismo que he tenido y a quien le aprendí mucho. En ese entonces me di cuenta del tiempo que había desaprovechado hasta el momento, al no haber encontrado el gusto por la lectura, perdiéndome tantas historias fascinantes y enriquecedoras. Aunque era imposible retroceder, a partir de esa época en adelante me convertí en un asiduo lector. Son muchísimos los los libros que me han gustado, pero haciendo un esfuerzo mencionaré sólo dieciséis, que me han marcado o me han ayudado a comprenderme a mi o me han aportado elementos para resolver o aceptar las circunstancias que he vivido. Los mencionaré cronológicamente de cuando llegaron a mí.

Scroll to Top